Sábado Ciccio y Umberto realizaron un sobrevuelo con un Cessna en la parte norte de Isla Isabela, específicamente en las áreas de Wolf y Ecuador volcanes. Los objetivos son múltiples en previsión de la expedición a esta zona en el próximo año.

Entre los más importantes se encuentra la evaluación de la logística y las dificultades de transporte, tanto por mar y tierra, con la instalación de un campamento de base y algunos campos avanzados en función de las áreas del explorar.

Otro factor a considerar es la dificultad de acercarse a los objetivos, teniendo en cuenta las características del territorio que se compone enteramente de roca volcánica y atravesada por fracturas profundas que, cuando se coloca a lo largo de las rutas de aproximación, nos podrían obligar a dar grandes rodeos para evitarlos.

Otro problema importante, quizás el más importante, es la ausencia total de agua en toda la zona; esto implica una mayor limitación de la autonomía de los equipos en el momento en el que debe empujar principalmente a lo largo de las laderas del Wolf, donde a través de la interpretación de las mapas de satélite hemos identificado los principales conductos de lava afectados por grandes colapsos.

El vuelo duró alrededor de dos horas, con salida desde la isla de Baltra, acercándose por 35', una hora de vuelo sobre los volcanes y otros treinta minutos para el regreso a Puerto Villamil. Una vez en la zona, realizaron numerosas medidas de vídeo fotográficos al Volcán Ecuador, pero aún más en el cráter y en las laderas del Wolf, no dejando de lado la parte de la costa frente.

El examen de la costa y sus fondos marinos es esencial para la planificación del transporte marítimo de los equipos y de el equipo técnico y de logística. Debido a que es probable que se hara con un buque oceanográfico del ejército ecuatoriano, barco, por lo tanto, de un cierto tamaño, la extensión de océano para ir no representa un gran problema, pero se requiere de poner la carga a la tierra por medio de pequeñas embarcaciones que llegaran a bordo.

La parte norte es ya un territorio sin explorar y totalmente fuera del alcance de turismo, no hay estructuras conocidas o aterrizajes, por lo que para un aterrizaje seguro somos obligados a examinar la morfología de la costa, teniendo en cuenta algunos factores relacionados con las corrientes, los vientos y las mareas en el período para la expedicion programada.

En resumen, el contacto con la Armada del Ecuador en Puerto Ayora, la consulta de las cartas náuticas de la zona en el Instituto Hidrográfico, los contactos con la gestión del parque y, finalmente, los sobrevuelos son unas piezas preciosas necesarias para la organización y el éxito de la expedición de 2017.

Pero no todo ha sido hecho todavía; en los próximos días, tomando ventaja de estar en Puerto Villamil, van a subir a el Triple Volcán, al Volcán Chico y a la Grande Caldera, para grabar datos y documentar con fotos y videos, para ampliar el conocimiento de la zona y evaluar las dificultades que vamos a enfrentar en la próxima expedición isla Isabela.

Le mantendremos informados.

Patrocinadores: Amphibious, Chelab, De Walt, Dolomite, Fedra srl di Tiziano Conte, Ferrino, Hennessy Hammock, Intermatica, Raumer, SAE, Scurion, Tiberino.

Questo sito o gli strumenti terzi da questo utilizzati si avvalgono di cookie necessari al funzionamento ed utili alle finalità illustrate nella cookie policy. Se vuoi saperne di più o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie, consulta la cookie policy. Cookie policy