contentmap_module

approfondimenti

4c_1998_1999

1998-1999: reconocimientos 4CEn el curso de dos reconocimientos en noviembre 1998 y mayo del 1999 se han localizado y parcialmente explorado muchas cuevas situadas hacia la parte inferior de de las montanas que rodean la cuenca como en lo alto de las mismas. Durante tales reconocimientos se han recorrido unos 5 km de galerías subterráneas y muchas de estas quedaron sin ser exploradas. En algunos cañones se han visto varias decenas de cuevas de las cuales los ingresos se abren en lo alto de las paredes verticales, por lo tanto alcanzables solo usando técnicas de alpinismo: escalada libre y artificial, instalación de cuerdas fijas. Torna al progetto

4c_2001_2002_2003

2001- 2002- 2003: expediciones 4CPara explorar tales cuevas y buscar nuevas fue necesario instalar campos base avanzados en el canon y en montaña, superando las dificultades ligadas al transporte de agua (no existen resurgencias conocidas). También fue posible que en el caso de cuevas particularmente extensas y complejas la instalación de campos internos.
4CDurante las exploraciones espeleológicas fueron realizadas las topografías instrumentales, observaciones y muestreos geológicos, recopilación de datos físicos como la temperatura, corrientes de aire, humedad relativa, etc.
En cuanto a las pozas, las investigaciones se impostaron en la topografía subacuatica de las pozas mas importantes y en la exploración de conductos que se encontraron, teniendo cuidado de hacer el mínimo impacto posible en los lugares sumergidos.
Algunos números de síntesis de estas expediciones dan una idea del trabajo desarrollado: mas de 70 investigadores, 65 nuevas cuevas exploradas, 8 km de topografías subterráneas, casi 2000 puntos de relieve geo-topográfico, decenas de inmersiones bajo el agua, millones de metros de cuerda utilizados en los pozos de cuevas y minas, millones de kilómetros recorridos a pie, entre todos los participantes, en montañas gigantes y sin senderos. Sin contar diversos cañones descendidos por primera vez por el hombre. Torna al progetto

Tepui 2009

La expedición realizada en febrero del 2009 tenía como objetivo ampliar el conocimiento del karst en las cuarzo-areniscas venezolanas, en particular por cuanto se refiere a las investigaciones de carácter hidrogeológico, espeleológico y bioespeleológico.
El objetivo especifico fue la zona oriental del grandísimo Chimanta Tepui, relieve que cubre una superficie de casi 1200 km2 subdividido topográficamente en diversos relieves menores, entre los cuales destaca el Akopán y el Churí. En estos, durante una preexpedición hecha en enero 2008, se localizaron numerosos ingresos kársticos importantes, algunos caracterizados por imponentes resurgencias en pared.
El problema principal que se tuvo que afrentar fue llegar a las cavidades, que se abren en las altas paredes del Akopan TepuI, siendo necesario difíciles descensos de casi 200 metros a partir de allí. Fundamentalmente se ha usado el helicóptero para llegar a lo más alto del macizo accediendo pequeños grupos autónomos de expedicionarios.
En el curso de la expedición se realizó una imponente documentación fotográfica y de video. Por primera vez en una expedición espeleológica se utilizó el sistema satelital Inmarsat, de Intermatica, Sistema que ha permitido actualizar diariamente y en tiempo real una página web con las noticias. Entre los principales resultados logrados destaca la exploración del sistema Akopán-Dal Cin-Maripak, con su enorme galería activa de unos 3,5 km.
Durante la expedición, el piloto venezolano de helicóptero Raúl Arias localizó desde el vuelo una gran entrada en el altiplano del Auyan Tepui. La cavidad, que fue llamda Cueva Guacamaya, sería explorada unas semanas más tarde por el mismo Arias, junto con dos espeleólogos italianos y del espeleólogo venezolano Freddy Vergara.

Juquila 2002

Expedición Juquila 2002”, Mexico JuquilaLLa expedición Juquila 2002 ha metido en dura prueba a las personas y a los materiales durante los 10 días de investigación en el Canon Juquila en el Estado Mexicano de Oaxaca.
El grupo, dividido en dos equipos por razones de operatividad y seguridad, ha afrontado el Cañón: el primer equipo se enfrenta desde arriba con el propósito de descenderlo y explorarlo; el segundo, treinta y cinco kilómetros más abajo, instalan un campo base y exploran cuevas y resurgencias presentes en aquella parte del cañón, para luego encontrarse con los otros. Así fue, pero no sin imprevistos.
A parte de las espinas y del calor, constantes compañeros de nuestras expediciones, las mayores dificultades son derivadas por la bajo estima del tiempo previsto en el recorrido: el territorio demuestra ser de hecho, mas difícil y hostil de lo previsto.
JuquilaLa morfología del Cañón, lleno de numerosos derrumbes y saltos, y algunos pequeños incidentes (tropiezos, torcedura de una rodilla, rotura de una ceja con puntos de sutura, contusiones varias) han alentado notablemente el descenso del primer equipo. No obstante, forzando el tiempo y consumando las ultimas provisiones, los seis componentes consiguieron respetar la cita prevista, reuniéndose según lo previsto, cinco días después de la salida, con el resto del grupo.
El acercamiento desde el valle del segundo equipo, ha sufrido bastantes dificultades: no obstante el empleo de caballos para llevar el material, mochilas en la espalda, bajo un sol infernal entre espinas, piedras y absoluta falta de agua, en nueve horas se alcanzo un pequeño valle que se asoma al cañón. Desde allí, con otras dos horas de descenso intenso y complicado (700 m de desnivel con 800 m de desarrollo). El grupo finalmente ha alcanzado el lugar donde montar el campo base, donde se desarrollo la actividad de investigación y logística prevista.
Esta primera exploración ha dado como resultado el desarrollo de un proyecto de investigación por muchos años en el área. Torna al progetto

Auyan Tepui 1996

Entre febrero y marzo del 96 se desarrolló una nueva expedición para completar el trabajo de exploración de las simas de la plataforma Aonda (llamada así por el nombre de la sima principal de 300 m de profundidad y 600 de longitud) y profundizar en el estudio de los mecanismos espeleogenéticos en cuarcitas. El fin principal de la expedición era la realización de un documental en 16 mm dedicado a estos extraordinarios ambientes y en particular a sus cavidades y a las investigaciones relacionadas con la asociación La Venta. La expedición, realizada con el apoyo de la RAI, radiotelevisión italiana, participaron el director Enrico Hendel y un grupo especializado en documentales sobre naturaleza.
De forma paralela al complejo trabajo de documentación, que obligó a un laborioso transporte de material hasta el fondo de la Sima Aonda, también se llevaron adelante exploraciones espeleológicas alcanzándose el fondo del pozo del Fummifer Acque a 350 m de profundidad y la exploración de la Sima del Bloque, posteriormente unida al colector subterráneo de Sima Aonda.

Questo sito o gli strumenti terzi da questo utilizzati si avvalgono di cookie necessari al funzionamento ed utili alle finalità illustrate nella cookie policy. Se vuoi saperne di più o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie, consulta la cookie policy. Cookie policy