En febrero del 93, gracias a un esfuerzo logístico verdaderamente extraordinario (casi 40 horas de helicóptero, dos toneladas de material, incluido material de comunicaciones), tres grupos trabajaron durante veinte días en la superficie y en los abismos del gran altiplano de cuarcita de el Auyan tepui. El trabajo de superficie permitió trazar mapas de detalle, gracias al uso de modernos satélites y una meticulosa actividad topográfica. La exploración hipogea, superando las dificultades técnicas de la roca cuarzo-arenisca (alta abrasión, extrema dureza en superficie, friabilidad en profundidad) y aquellas ligadas al clima (intensas precipitaciones e inundaciones repentinas) dio como resultado la exploración de una de las cuevas mas larga y profunda en el mundo en este tipo de roca (Cueva del Río Pintado, 2500 m de desarrollo, 370 metros de profundidad). Además las exploraciones de la plataforma Aonda y de la Sima Churun dieron resultados inesperados. Pero más allá de los datos espeleométricos, se confirmó definitivamente la posibilidad de desarrollo de sistemas kársticos complejos en las cuarcitas, y se definió el mecanismo espeleogenético base del fenómeno.
En el curso de la expedición se realizó un documental para el programa Reportaje (Canal 5) que tuvo un gran éxito gracias a las técnicas de filmación y a los ambientes particularmente impresionantes de estas cavidades.

Questo sito o gli strumenti terzi da questo utilizzati si avvalgono di cookie necessari al funzionamento ed utili alle finalità illustrate nella cookie policy. Se vuoi saperne di più o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie, consulta la cookie policy. Cookie policy