En marzo de 2014 se alcanzó un nuevo hito en el proyecto de la investigación de la asociación La Venta en el sector oriental del Auyan Tepui (Venezuela) siempre en colaboración con el Teraphosa Exploring Team y con el apoyo del Instituto Nacional de Parques (INPARQUES) que había llevado al descubrimiento de un gran sistema subterráneo con más de 15 km de desarrollo denominado Imawarí Yeuta (la “Casa de los Dioses” en alguna Pemon). El 2014 estuvo dedicado en particular a la documentación de la investigación científica de este vasto sistema subterráneo que en este momento es el mayor a nivel mundial en cuarcitas, pero al que no le faltan nuevas expediciones.
Los participantes, 18 italianos, 5 venezolanos y una mexicana, se dividieron en dos grupos, uno más numeroso que llevó a cabo las labores de documentación en el sistema de Imawarí, y otro más pequeño que con una serie de campos avanzados exploró nuevos sistemas en un zona un poco más al norte. A pesar de las adversas condiciones atmosféricas, con nieblas y lluvias diarias y el consiguiente problema del acercamiento del helicóptero y el establecimiento de los campamentos, los resultados han sido notables en todos los frentes.
Desde el punto de vista de la exploración se tipografiaron nuevas ramas de la cueva Iwarí Yeuta, hasta alcanzar 18,7 km y se encontraron dos cuevas más genéticamente relacionadas que, si bien se encuentran separadas entre sí por profundas depresiones aportan llevan al sistema hasta un total de 20 km. En los sectores justo al norte, donde se hipotizaba la existencia de otros grandes sistemas de galerías horizontales, solo se han encontrado por ahora cavidades de dimensiones menores, con la excepción de la Cueva del Arco, descubierta a pocos días del final de la expedición, pero que durante una expedición punta de 36 horas se topografiaron cerca de 2,5 km y al menos 600 metros más explorados.
Todas las cuevas de esta zona son ricas en espeleotemas muy particulares, constituidos esencialmente por sílice amorfo (ópalo) y de yeso, además de otros minerales todavía en fase de estudio. Desde el punto de vista morfológico y espeleogenético estas cuevas presentan ambientes extraordinarios y de una interpretación todavía no clara lo que implica la necesidad de seguir indagando en nuevas ideas sobre los procesos de formación de las cuevas en cuarcitas.
En la parte de documentación se implicaron muchas personas y por más días, bien mediante equipos fotográficos o con equipos de video, con un total de varios miles de tomas fotográficas y decenas de horas de video de alta definición.
En el plano científico se continuó con los análisis químicos de las aguas de escorrentía y de infiltración, se recogieron diversas muestras de agua para análisis posteriores químicos e isotópicos y se estudiaron los diversos tipos de espeleotemas presentes.

Questo sito o gli strumenti terzi da questo utilizzati si avvalgono di cookie necessari al funzionamento ed utili alle finalità illustrate nella cookie policy. Se vuoi saperne di più o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie, consulta la cookie policy. Cookie policy