Aunque hace más de un año desde la última expedición en busca de microorganismos que viven en las cuevas de sal de la Cordillera de la Sal (Chile) para el proyecto "Leyendo las cuevas de sal de Atacama", es difícil olvidar las numerosas Pasadas aventuras y noches pasadas mirando las estrellas antes de dormirme.

 
Mientras esperamos para regresar, mientras tanto podemos revisar las áreas desérticas y las cuevas exploradas gracias a los modelos en 3D hechos con escáneres láser y drones. Los datos adquiridos con estos instrumentos se utilizaron principalmente para estudios científicos, como la comparación de la cueva Lechuza (ya explorada durante la expedición de 2015) y para el análisis de rocas puntiagudas particulares cubiertas por una capa delgada de sal llamadas "penitentes" que se encuentran solo en algunas zonas de este desierto. Pero al mismo tiempo, los modelos tridimensionales también se pueden utilizar con fines informativos, como la creación de visitas virtuales o interactivas.
 
El video en You Tube
   
Esta expedición se realizó gracias al apoyo de la National Geographic Society y en colaboración con el Departamento de Ciencias Biológicas, Geológicas y Ambientales de la Universidad de Bolonia.
 
Tommaso Santagata

Questo sito o gli strumenti terzi da questo utilizzati si avvalgono di cookie necessari al funzionamento ed utili alle finalità illustrate nella cookie policy. Se vuoi saperne di più o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie, consulta la cookie policy. Cookie policy